Bio de Lily

Esta entrada también está disponible en: enEnglish (Inglés)

Lily y Mamá

Lily and Mommy

Liliana Celeste Tenacio nacíó, tras una gestación completa, el 17 de Noviembre de 2003 en Madrid, España. Al nacer se vio que tenía cerca de la tercera parte del peso y el tamaño normales y era muy irritable. Lily era muy pequeña y lloraba desconsoladamente durante horas, los primeros 12 meses. Se apreciaba que no veía bien, ni oír bien, ni comer bien, sentarse bien, digerir bien, ni hacer nada bien. Su cerebro estaba totalmente desorganizado y le hacía daño su falta de sueño , un sistema digestivo inmaduro, sus miedos, etc. Se colgaba de mi, su madre, en busca de cariño durante tantas horas al día como le fuera posible. Durante unos nueve meses, solíamos dormir juntas en un sillón. La única posición posible para ella era que yo la mantuviera cara abajo. Ella no era capaz de mantener su cabeza erguida y sus brazos y piernas estaban continuamente rígidos. Continuamente arqueaba la cabeza hacia atrás. Al llorar, lo hacía a gritos y no había forma de consolarla o procurarle descanso. Como lloraba continuamente, no era posible llevarla a ningún lugar ni en el coche ni el cochecito. Nuestra Lily estaba luchando por su vida, yo sabía que no se encontraba bien, que algo no era correcto. Cuando Lily tenía dos mese y después de una serie de pruebas y diagnósticos médicos, nos dijeron que nuestra hija tenía la peor forma de daño cerebral y que durante el resto de su vida la pasaría como un vegetal. Le diagnosticaron una microcefalia, endocefalia y polimicrogiria. Hoy, el diagnostico es de parálisis cerebral y retraso del desarrollo general. Por causa de un virus del mundo desarrollado, el Cytomegalovirus (CMV), el desarrollo del cerebro de nuestra hija fue devastado durante el primer trimestre del embarazo. Esto pasó desapercibido durante todo el embarazo aún cuando me hicieron 15 ecografías; cuando supimos esto, sabíamos que debíamos empezar a estimular el cerebro de Lily y conseguir ponerla tan bien como fuera posible.
Lily y sus padres visitando a Glenn Doman, fundador de Los Institutos

Lily y sus padres visitando a Glenn Doman, fundador de Los Institutos

Leímos el libro Qué Hacer con tu Hijo con Daño Cerebral de Glenn Doman y empezamos a trabajar con Lily.. We did what we could to stimulate her vision, hearing, mobility, intelligence. At six months of age, we took the “What to Do Course” and at nine months of age we brought Lily to The Institutes for the Achievement of Human Potential in Philadelphia, for her first evaluation. She has a severe bilateral brain-injury. Her midbrain and cortex are severely hurt. Once we took the course and had a specific home program we began to work more intensively with Lily.