Artículo sobre convulsiones epilépticas y comentario sobre el mismo de Arturo Tenacio

Identifican el mecanismo que precede a las crisis epilépticas

  • Esta enfermedad afecta en España a unas 400.000 personas con unos 20.000 nuevos casos diagnosticados al año
  • República/Efe | Madrid Publicada el 03-04-2011

    Científicos españoles y franceses han identificado el mecanismo que precede a las crisis epilépticas, en concreto, las que se originan en la región cerebral del lóbulo temporal, junto a la oreja, y que precisamente se asocian a los ataques con peor pronóstico en los tratamientos farmacológicos. La investigación, publicada en el último número de la revista Nature Neuroscience, ha sido realizada conjuntamente entre el Consejo Superior de Investigadores Científicas (CSIC) y el Instituto del Cerebro y la Médula Espinal el Hospital de la Pitié-Salpêtrière, de París.

    El trabajo abre la puerta a la futura predicción de ataques de epilepsia, una enfermedad con causas múltiples, tanto genéticas como infecciosas, y que sólo en España afecta a unas 400.000 personas, con unos 20.000 nuevos casos diagnosticados al año, mientras que en el mundo, la cifra alcanza a unos 50 millones de personas. La investigadora del CSIC Liset Menéndez de la Prida, una de las responsables del diseño y desarrollo del estudio, se ha referido al período de transición que se produce minutos antes de las crisis epilépticas, con la aparición de un tipo de descargas denominadas preictales. La investigación se ha centrado en la epilepsia del lóbulo temporal, frente a la cual los tratamientos farmacológicos fracasan en el 80 por ciento de los casos; por el contrario, en el resto de epilepsias, de las que se conocen más de 40 tipos, la ineficacia de los tratamientos con fármacos desciende hasta niveles del 20 por ciento. Los investigadores han analizado registros de pacientes a los que se les implantaron electrodos profundos, como parte del proceso previo al tratamiento quirúrgico al que fueron sometidos posteriormente. Actualmente, la cirugía es la alternativa principal contra la epilepsia en aquellos casos en los que los tratamientos farmacológicos se han suministrado durante años sin resultados positivos. En esas situaciones, se extirpan las áreas epileptógenas o regiones en donde se originan las crisis epilépticas para que el paciente no vuelva a padecerlas. Los electrodos implantados a los enfermos, en el marco de esta investigación, reflejan la actividad eléctrica del conjunto de neuronas que los rodean y miden los cambios producidos. Además, su incorporación en el paciente permite localizar las áreas que originan los ataques, y que serán extraídas en la operación. Un modelo in vitro A partir del tejido cerebral retirado en las intervenciones, se ha puesto a punto un modelo “in vitro” que ha permitido a los investigadores estudiar de modo independiente los diferentes tipos neuronales y caracterizar su actividad. Así, se ha llegado a la conclusión de que “existe un período de transición” anterior a la emergencia de las crisis, que hace pensar que, en un futuro se pueda predecir e incluso atajar esta enfermedad hasta ahora poco conocida, aunque documentada desde hace siglos. En el caso de la epilepsia del lóbulo temporal, no parecen determinantes en la enfermedad los motivos genéticos, sino más bien ciertos problemas sufridos en las primeras etapas del desarrollo, como crisis febriles, infecciones virales, meningitis o traumatismos craneoencefálicos. Según la investigadora, el estudio ha evidenciado la existencia de descargas eléctricas o preictales producidas minutos previos a las crisis epilépticas, causantes de una sincronización anormal de los circuitos neuronales. “La ruta hacia la crisis está marcada por una dinámica compleja y larga en la que las neuronas del foco epiléptico controlan la actividad eléctrica de sus vecinas a través de la liberación indiscriminada de un neurotransmisor excitador, el glutamato”. Esta intensa actividad glutamatérgica interfiere con el funcionamiento normal del cerebro, reorganizando los circuitos neuronales y reclutando aceleradamente grandes poblaciones neuronales dentro del foco epiléptico, antes de propagarse hacia otras regiones cerebrales. COMENTARIO DE ARTURO TENACIO Sería conveniente que los científicos trabajaran sobre una línea de investigación basada en la falta de oxígeno en el cerebro como causa mayor de las crisis epilépticas y la llegada de sangre rica en oxígeno a los vasos sanguíneos como solución no farmacológica ni quirúrgica a estas convulsiones. El tipo de alimentación y la mala digestión también están asociadas a estas crisis y su solución consiste en optimizar ambas. También es muy importante controlar la calidad del agua mediante su filtrado y el uso de productos de limpieza; detergentes, jabones, etc., que se utilizan en una casa. Solución no farmacológica ni invasiva en este caso también. Esto se lleva poniendo en práctica durante muchos años y, por algún motivo, no se le da difusión. Hablo como padre de una niña con lesión cerebral que ha tenido varias crisis convulsivas y las hemos logrado controlar así. Según los médicos iba a tener varias al día y, de momento, solo ha tenido varias en siete años. Es importante centrarse en la causa (falta de oxígeno en algún área del cerebro) en lugar del síntoma (convulsión epiléptica). Llama la atención que los porcentajes de éxito de los fármacos sean tan bajos y, sin embargo, se acepte su uso como tratamiento formal a llevar a cabo. La necesidad de mejorar es evidente y acuciante, es necesario unir fuerzas y ponerse todos a redoblar nuestros esfuerzos para que las convulsiones epilépticas sean historia en un futuro cercano.

    Leave a Reply

    You can use these HTML tags

    <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>